Estos Venados no caminan. Hoy sumaron su cuarta derrota al hilo y lo hicieron de forma por demás lastimosa, pues los Rayados de Monterrey con muchos suplentes los hicieron ver mal y los vencieron 3-0, en la tercera fecha del Torneo de Copa MX, en la cual están en vías de ser eliminados, pues les restan par de cotejos.


Realmente se esperaba un choque más disputado, pero los ciervos simplemente no dan color, y cada vez más se nota su falta de entendimiento y de poder ofensivo, pues manejan el balón, pero sin profundidad ni peligro, sin duda no tienen un goleador.


Lo de esta noche fue justo, porque los Rayados llegaron con un cuadro muy joven, con excepción de Darlon Pabón y Jesús Molina, quienes respaldaron el esfuerzo de jóvenes como Daniel Parra Luis Madrigal y Arturo González, quien lamentablemente salió lesionado en el segundo tiempo.


El primer gol cayó al minuto 27, gracias a un error de la defensa en la salida y un acierto de Parra, quien desde fuera del área sacó un potente disparo que se estrelló en el poste izquierdo de Armando Navarrete y se metió a las redes para el 1-0. Un golazo.


Tras el descanso se esperaba un asedio de los astados, pero apenas a los dos minutos, el árbitro Alan Martínez marcó un penal en el área local y fue González el que lo cobró con acierto para el 2-0.


Desordenados y sin “punch", los yucatecos buscaban acercarse, pero los regios estaban a la expectativa y a los 67 minutos llegó el 3-0, cuando Pabón desbordó por la izquierda y mandó un centro raso que remató Madrigal ante el desconcierto astado.


Los Rayados anotaron el 4-0, pero el central lo anuló por un fuera de lugar, para el alivio de los 7,288 aficionados que asistieron al Estadio Olímpico Carlos Iturralde Rivero y presenciaron la cuarta derrota al hilo de los yucatecos (Dos en la Liga y dos en la Copa MX).


El viernes próximo los de casa reciben a los Toros de Celaya, sin duda otro partido complicado.

Decathlon Septiembre Horizontal 1