Imparable del dominicano Víctor “El Caminante” Mercedes remolcó en el fondo de la novena entrada la carrera que le dio a los Zorros de Pacabtún un electrizante triunfo de 3-2 sobre los Azulejos de la Dolores Otero, que quedaron tendidos en el terreno y avanzaron a la final de la Liga Meridana de Invierno de Béisbol, en el segundo encuentro de la semifinal que se disputó en el campo “Manuel Loría Rivero”.


Con la sensacional victoria a “sangre y fuego”, los cánidos regresan a una final
después de su segundo título en el circuito en el 2016 y buscarán la tercera corona en la historia de la franquicia.
De nueva cuenta el poder de Víctor Mercedes les cortó las alas a los Azulejos que lograron empatar el encuentro en su último turno en una jugada en la registradora que no se consumó por no tener el receptor Christopher Escárrega la posesión de la pelota para enfriar al corredor.
Las emociones estuvieron a flor de piel en la parte superior del noveno episodio.
Los seguidores del equipo local esperaban sellar su pasaporte a la final liquidando la entrada y los de la visita necesitaban una carrera para seguir con
vida. Y esto último ocurrió. Kenny Torres, quien relevó al abridor de los Zorros, Federico Castañeda, cumplió
con la misión de retirar el último tercio de la octava entrada pero no tuvo la misma efectividad para dar el cerrojazo.
Torres admitió imparable del primer bateador que enfrentó en el noveno rollo, Nigel Novelo, quien respondió después de fallar en sus tres turnos anteriores. Adrián Gómez lo sustituyó en la inicial y alcanzó la segunda colchoneta con sacrificio de Wilberth Buenfil pero Gilberto Pech sorbió su segundo chocolate consecutivo.
Faltaba el out 27 para lograr la mini barrida de la serie y celebrar la clasificación a la final. Pero los Azulejos tenían otros planes. Arturo Puerto, dominado en sus cuatro viajes anteriores, incluidos par de ponches, conectó un rodado entre la inicial y la intermedia que llegó al bosque derecho y desde el segundo cojín, Adrián Gómez no dejó de correr hasta conseguir la anotación que emparejó los cartones
2-2.
El disparo de Víctor Mercedes fue preciso, con tiempo suficiente para esperar al corredor, ponerlo fuera y terminar el partido pero el receptor perdió de vista la pelota y le rebotó.
En el tiro al plato, Puerto avanzó a la intermedia, llegó a la antesala con wildpitch, pero Torres se fajó y dominó con rodado a sus manos a Jairo Martínez para terminar con la amenaza.
Tres entradas antes, Martínez, ante los disparos de Castañeda, fue víctima del
fildeo de Víctor Mercedes, quien se lanzó sobre su costado derecho y cerca de la raya de cal capturó la pelota robándole un extra-base al receptor de los Azulejos, dejando en los senderos la potencial carrera del empate.
En el fondo del noveno capítulo, los Zorros se fueron al ataque sobre los disparos del relevista, el motuleño Carlos Pech, quien entró en la séptima en lugar del abridor Oswaldo Verdugo.
El emergente Rodrigo Acosta, con imparable al izquierdo, prendió al ataque del equipo local y Alejandro Tamayo ocupó su lugar en la inicial. El novato Eduardo Pérez, firmado por los Acereros de Monclova, se sacrificó, tras ser retirado Ángel Acosta por la vía de los strikes, enseguida Alejandro Rivero disparó su primer hit del juego con el que Tamayo avanzó a la antesala, desde donde anotó impulsado por el bombazo de Mercedes, el cual hizo inútil el esfuerzo de Arturo Puerto por atrapar la
pelota.
Los Azulejos no pudieron capitalizar su primer ataque en el inning de las buenas tardes, pese a batear tres sencillos y recibir una base por bolas y se tuvieron que conformar con una carrera.
Tras dos fuera, Federico Castañeda admitió sencillos ligados de Osniel Maderas y de Sóstenes Verdugo y con la base por bolas a Fabián Segovia, se llenó el nido de aves. Jairo Martínez, con imparable al central, remolcó la de la quiniela y párele de contar.
Los Zorros sin batear de hit aprovecharon el descontrol de Oswaldo Verdugo, quien regaló tres bases por bolas y la defensiva cometió un costoso pecado para anotar dos carreras con las que le dieron la vuelta al pizarrón.
Ángel Acosta y Mercedes caminaron con boleto gratuito a la inicial con intervalo de un tercio fuera. Los senderos se congestionaron con el tercer pasaporte de la entrada a Fernando Cruz y Christopher Escárrega, después de botar la pelota en tres ocasiones pero en terreno de foul, fue dominado con rodado a la intermedia, anotando Acosta la del empate y por el error de Osniel Maderas en el tiro a la inicial, “El Caminante” Mercedes timbró la segunda rayita.
La labor de Castañeda en 7 entradas y dos tercios fue de una carrera, 5 hits, 2 bases, un error, con 4 ponches. Le siguió el ganador Kenny Torres, quien en una entrada y un tercio admitió una carrera, le conectaron 2 hits, regaló una base, cometió un wildpitch y engomó a un bateador.
Oswaldo Verdugo en seis entradas le anotaron dos carreras, una limpia, le
conectaron dos hits, obsequió cinco bases por bolas y ponchó a tres bateadores.
El derrotado Carlos Pech lanzó tres entradas en las que admitió una carrera, con 4 hits, 3 bases, con un ponche.
Por su mejor posición en el standing, ya que fueron terceros, los Zorros serán anfitriones el sábado próximo en Pacabtún, luego visitarán a los Senadores en la Morelos, y sí es necesario regresarán a su casa el lunes, para definir al campeón de la temporada 2018-2019 de la Liga Meridana de Invierno de Béisbol.

Decathlon Septiembre Horizontal 1