Venados quiere liguilla. La olió hace tres jornadas y no quiere soltarla. En un partido que pudo golear, los ciervos yucatecos empataron 1-1 ante Dorados de Sinaloa en la cancha del estadio Banorte y en el marco de la jornada 14 del Clausura 2019 del Ascenso MX.

Con el pulso revolucionado por el calientamiento y por la emoción. Así salieron los dos equipos -para beneplácito de la grada- y el primer aviso de Dorados ocurrió cuando no se cumplian los primeros dos minutos y la respuesta, inmediata, con un disparo que se estrelló Jesús Chávez antes de llegar a las manos de Gaspar Servio.

Era un anticipo de cómo enfrentaron ambas escuadras el partido. Los dos con la misma aspiración y los mismos puntos en la tabla general.

El Gran Pez devolvió el 'atrevimiento' mostrado por el visitante con un contraataque que no supo concretar y Venados, cual round de conocimiento en un intercambio incesante de golpes, regresó la alerta con una jugada prefabricada tras el cobro de una falta y que Esteban Torres no alcanzó a poner la frente para meterla.

 

En 5 minutos la emoción estaba puesta en e césped del estadio Banorte. Dos llegadas por equipo, cuatro en total que anticipaban un buen partido.

A los 10 minutos las acciones de peligro se tranquilizaron, no así la intensidad. Venados mordía cada centímetro de la cancha y Dorados respondía esa presión con toques por toda la cancha

Pasados 15 minutos Venados recordó que se juega y se volcó, con lances comandados desde el medio campo con Uscanga, y tringulaciones que Murialdo concluyó con un tiro que Servio rechazó con muchos problemas cuando la 'torre' argentina ya coreaba el gol.

Un auténtico duelo de toma y daca que Sinaloa respondió por las bandas y con la velocidad de Bondegaray, aunque para su mala fortuna enfrente tenía a un perro de caza: Gabriel Báez que lo mismo le quitaba la posición que le tapaba cualquier centro que intentaba el local.

Cumplidos 23 minutos Escoboza, desde la banda, recordó hacia el centro y disparó desviado de la meta de Navarrete.

Una jugada bien armada entre Uscanga y Luis Sánchez permitió a Esteban Torres rematar en el corazón del área. El muchacho de la Tercera División astada mandó su remate medio metro encima de la meta dorada.

Las acciones de la primera mitad dejaron un buen sabor de boca con un Dorados volcado al frente y un Venados resistiendo en la zona baja.

El segundo tiempo comenzó con un desborde de Tamay y un disparo de Uscanga que pasó desviado del marco. Dos avisos en los primeros minutos.

El de casa respondió con un despeje que techó a Carlos Robles y llegó a Escoboza, que con el fusil en la pierna izquierda sacó un obús que estremeció por fuera la red.

Fue el antecedente del gol, pues en la siguiente jugada Amaury Escoto inauguró el tanteador después de una serie de rebotes que la defensa no pudo alejar de su puerta. Venados estaba abajo 1-0 al minuto 50.

El gol fue un golpe anímico fuerte para el cuadro de Orduña. Que perdió momentáneamente el orden y esto lo aprovechó Sinaloa para dar dos sustos más a la puerta de Armando Navarrete.

Al 60' Venados tuvo el empate pero la inexperiencia le cobró factura justo en el momento menos esperado a Esteban Torres, que solo frente al portero metió un cañonazo que le dejó impresa la marca del balón a Servio en el pecho y ahogó el grito de gol de los yucatecos.

Lejos de hundir el ánimo del equipo, el yerro fue un catalizador para el accionar de Venados, que apretó arriba, ganó espacios y puso en aprietos en al menos otras dos ocasiones al pez dorado.

Consciente de los espacios copados, Orduña sacó al central López Mondragón y metió en su lugar al velocista argentino Franco Faría cuando se cumplieron los 68 minutos en el cronómetro. Venados estaba encima y con oportunidades claras para igualar el marcador.

Torres nuevamente tuvo una oportunidad franca de gol después de un centro raso de Báez y que el juvenil astado voló desde el manchón penal.

Sinaloa estaba entregado y Venados, apretando el último centímetro de la zona baja del gran pez.

El ingreso de Faría movilizó aún más el ataque ciervo. al 80', Alan Murialdo tuvo la igualada en los pies, pero nuevamente se le negó el gol. Tres oportunidades claras, abiertas y en las que el trébol de cuatro hojas quedó en la portería de Gaspar Servio.

La tercera fue la vencida. Esteban Torres no estaba dispuesto a que su nombre se acompañe de la palabra error y al 85' clavó la igualada. Tras una serie de rebotes en los que participaron Freddy Martín (que entró dos minutos atrás) y Alfredo Tamay, el chamaco de la tercera divisón y acomodado por derecho y pantalones en el Ascenso, de media vuelta, empató el partido.

Los últimos dos minutos los vivió con rosario en mano el D10s argentino en la banca, pero no hubo para más después de los cuatro minutos que agregó el central.

Venados regresa a Mérida este sábado. La aspiración de calificar a la liguilla está intacta cuando reciba el próximo viernes 12 de abril a Mineros de Zacatecas en el estadio Carlos Iturralde Rivero.

El partido está programado para jugarse a las 20:30 horas y el apoyo de la afición, como se mantuvo durante este torneo y en especial en luna de miel los dos últimos partidos, será indispensable para impulsar al equipo y sumar los tres puntos que le garanticen recibir el juego de vuelta de la liguilla en casa.

Decathlon Septiembre Horizontal 1