Por: Juan Pablo Capetillo Vallado
 
Es una liga de Espectáculo, NO de formación, así se justifican.
 
No lo digo como pretexto, no lo empecé a decir en esta Serie del Rey, (Monclova juega prácticamente sin jugadores nacidos en México), tampoco empece cuando Tijuana le ganó el título a Sultanes, esto lo protesté desde el día que se aprobó esa estúpida regla. Lo escribo hoy que la serie está empatada y para que los aficionados de Acereros no digan que lo dije porque estábamos abajo. 
 
Lo primero que quiero destacar es que su alineación es completamente legal, con el reglamento en la mano, si se coronan se les aplaudirá igual y se reconocerá al 100%, la crítica no es a los Acereros, es al reglamento de la liga, nunca estaré de acuerdo con una regla que permite que un equipo de la Liga Mexicana de Béisbol juegue con la mayoría o con todos sus jugadores NO nacidos en Mexico. Hay que modificar esa regla pronto, entiendo que el espectáculo es importante, pero la formación de nuestros jugadores también. ¿Acaso los mexicanos nacidos en México no dan buen espectáculo?¿Acaso no podemos tener equipos competitivos con base de mexicanos nacidos en México?
 
Si señores, nuestros jóvenes dan espectáculo, son competitivos y sobre todo son la base de nuestro futuro en este hermoso deporte, si les cerramos las puertas para poder madurar dejaremos de tener Mexicanos en las grandes ligas, por algo la LMB es parte de las ligas menores, para formar. 
 
Hagamos un híbrido, hay muchos jugadores extranjeros que vienen a aportar mucho béisbol, pero la base tiene que ser mexicana. No me digan que no se puede, ahí están los Leones de Yucatán, con al menos 5 titulares nacidos en México y muchos más como Sosa o Aguilar viniendo desde la banca y que en cualquier lugar otro equipo estarían en el campo. 
 
No quiero una Liga que solo de empleo a jugadores que no radican en Mexico, quiero una liga que de recursos a nuestros jóvenes y sus familias, una liga que en su mayoría deje el dinero en nuestro territorio, no quiero una liga que solo contrate retirados de la gran carpa, al final, ellos se llevarán su capital a sus lugares de origen, en vez de que se quede en nuestro país.
 
Dejen de buscar árboles genealógicos en donde la abuelita de un americano esté enamorada de un mexicano. Si el jugador vale la pena, tráiganlo como extranjero y que aporte a nuestros muchachos. Quiero una Liga con jóvenes buscando un futuro que seguramente hará que nuestra historia en el béisbol sea cada día más grande.  
 
NO QUEREMOS SER EL BASURERO DE LAS GRANDES LIGAS, QUEREMOS SER SU GRANJA.
Decathlon Septiembre Horizontal 1