El sábado por la noche fui testigo de una función de boxeo, organizada por la empresa Golpe Maestro, y en general llenó mis expectativas, con peleas bien pactadas, y con acostumbradas decisiones de los jueces que no convencen a nadie, pero que es un trabajo que alguien tiene que hacer y a veces recibe elogios y otras no tanto.

Vaya cosas que tiene el destino. Claro, sí se cree en él. La cosa es que los Venados (antes de Yucatán, Mérida FC, Atlético Yucatán, Yucatan FC y ahora FC Yucatán), que éste domingo consiguieron su pase a semifinales al vencer en el global 2-1 al Zacatepec, van encaminados a una final, tal y como lo hicieron en 1989, 1999, 2009 y ahora en… ¿2019?

Si bien hoy están tan lejos como tan cerca de otra final, con terminación del año en 9, la realidad es que lo hecho por los astados sorprende, porque la temporada regular pareció que sería lamentable, por la falta de resultados y el tema del descenso, pero de repente llegaron los empates, las victorias, las rachas de partidos sin perder, y al final se salvaron del descenso y calificaron a la liguilla como sexto de la tabla.

Para lograr todo esto, los argumentos fueron un orden táctico muy efectivo, gracias a la estrategia de Sergio Orduña, quien se ha caracterizado por ser defensivo y a la vez efectivo a la hora de dirigir, pero sobre todo mucho amor propio de los jugadores, que sin ser figurones, se convencieron de la ideología de su técnico y de que la entrega total era su arma más efectiva en la cancha.

No es algo nuevo, es más desde que don Gustavo Ricalde Durán falleció y dejó a sus amados Leones de Yucatán, la idea de tener un equipo netamente integrado por jugadores yucatecos se extinguió, y el número de peloteros de casa disminuyó al paso del tiempo, al grado de que ahora, en la temporada 2019, no hay ningún jugador local en el róster, aunque en el cuerpo técnico sí.

El tema es claro, y desde luego nada tiene que ver con el hecho de que los hermanos Erik y Juan José Arellano Hernández sean de Mazatlán, porque no es la razón por la que no hay yucatecos en el equipo, sino porque desde que se retiraron Oswaldo Morejón, Luis Borges y recientemente Said Gutiérrez, no ha aparecido otro beisbolista con la calidad suficiente para estar en el primer equipo melenudo, o la tiene en exceso y se encuentra en sucursales de Grandes Ligas, como los casos de Eduardo Vera, próximo en ser el primer yucateco en las Ligas Mayores con los Piratas de Pittsburgh, y de Manuel Rodríguez, con los Cachorros de Chicago.

La cosa no va por ahí, e incluso en la propia Liga Mexicana de Béisbol son muy pocos los jugadores yucatecos, ahí están Manuel Flores (Piratas de Campeche), Alejandro Rivero (Tecolotes de los Dos Laredos) y Línder y Julián Castro (Rieleros de Aguascalientes).

Considerado uno de los eventos deportivos tradicionales en la ciudad, hoy se hizo la presentación oficial de la XXIV Copa Municipal de Fisicoconstructivismo y Fitness, el cual se realizará el 24 de marzo próximo en el Teatro Carlos Acereto. 
 
El evento realizado en conjunto entre la Asociación Yucateca de Fisicoconstructivismo y Fitness, y el Ayuntamiento de Mérida se ha convertido en una oportunidad para los atletas yucatecos de ese deporte para demostrar su calidad y además calificar al evento nacional de la especialidad, tanto los adultos como los niños y jóvenes en la modalidad de fitness. 
 
“Son 24 años trabajando, de forma consecutiva, entre la Asociación del Estado y el Ayuntamiento de Mérida, con el único fin de promover nuestro deporte", dijo Evangelina Cimé Mezquita, secretaria de la Asociación local. 

Es claro que el béisbol mexicano está ante su oportunidad histórica para convertirse en el deporte nacional por excelencia en los próximos seis años, ante la “bendición” que el presidente Andrés Manuel López Obrador le ha dado desde que llegó al puesto, sin que alguien le diga que México es más que el ahora sí “Rey de los Deportes".

Y es que de “golpe y porrazo”, los históricos problemas entre la Liga Mexicana de Béisbol y la Liga Mexicana del Pacífico se ha resuelto, y lo han hecho, porque AMLO quiere academias de béisbol en todo el país, lo que se reflejará en más jugadores vendidos a las Grandes Ligas, y por su puesto más dinero para la bolsas de los dueños del béisbol.

La intención de apoyar al béisbol por parte del presidente de México no parece descabellada, pues no ha negado nunca que es su deporte por excelencia, pero ir en contra de las demás disciplinas deportivas que por años han luchado para hacerse un lugar, ganarse un prestigio mundial y darle a nosotros los mexicanos una opción más de practicar deportes diferentes a los tradicionales, o sea darle la tan ansiada diversidad que hoy tanto se pregona.

El 2019 ha comenzado intenso para el deporte yucateco, pero muy en especial en lo que tiene que ver con el fútbol americano, porque en la segunda semana de enero se realizó el histórico Tazón de la Amistad entre las Águilas Blancas de Mérida y el Central Florida Youth de los Estados Unidos, un encuentro de jóvenes que trascendió fronteras y rompió una espera de 19 años desde que el Estadio Salvador Alvarado albergó el inolvidable Tazón Azteca entre México y Estados Unidos.

Por: Herbert Martínez

Dos años como mánager, dos años de alcanzar los playoffs como cuarto lugar de la Zona Sur, y dos años de ser eliminado en la primera ronda. Ese es el resumen de la incipiente carrera como estratega de Luis Carlos Rivera en la Liga Mexicana de Béisbol, nuevo timonel de los Leones de Yucatán.

Escribir una crónica, después de la obtención de un campeonato, no es fácil, y no por la efusividad del momento ni el hecho de que la carrera del gane cayó cerca de la primera media de hoy martes, sino porque todos, sino es que la gran mayoría exaltan al que dio el batazo ganador, como ha sucedido hoy con el dominicano Jesús “Cacao" Valdez, quien hizo que los Leones de Yucatán le ganen 6-5 a los Tigres de Quintana Roo en la entrada once, y se convierta en el gran héroe.

En definitiva, la directiva de la Liga Mexicana de Béisbol ha cometido "atropello tras atropello" en lo que va de la temporada 2018, y no sólo por haber obligado a realizar los dos torneos, por no ponerse a pensar en lo que será de los peloteros de los equipos que no entren al playoffs y por “maquillar" los números de las asistencias a los Estadios para que su presidente Javier Salinas se llene la boca en decir que superaron todas las estadísticas históricas de asistencias a los estadios, cuando la realidad es otra.

Tres deportistas de la asociación de ciegos y débiles visuales participarán en el “Desert Challenge Paralímpico” a realizarse en Arizona en Estados Unidos, del 12 al 18 de junio.

Bepensa Horizontal