En definitiva, la directiva de la Liga Mexicana de Béisbol ha cometido "atropello tras atropello" en lo que va de la temporada 2018, y no sólo por haber obligado a realizar los dos torneos, por no ponerse a pensar en lo que será de los peloteros de los equipos que no entren al playoffs y por “maquillar" los números de las asistencias a los Estadios para que su presidente Javier Salinas se llene la boca en decir que superaron todas las estadísticas históricas de asistencias a los estadios, cuando la realidad es otra.

Pero todo eso, puede quedarse atrás, sí se toma en cuenta que el béisbol es un espectáculo y antes que nada, el interés económico está por arriba, según la directiva de la LMB, incluso del orgullo del pelotero y de la fiel afición.

Lo que sí no se puede admitir, es que la Liga pase por encima de un acuerdo firmado, el cual perjudica no sólo a la televisora local (Llámese Grupo Sipse), sino también a la gran afición yucateca que durante años estaba acostumbrada, no sólo a ir al Parque Kukulcán Álamo a presenciar la mayoría de los juegos, sino también verlos por televisión abierta cuando no es posible acudir al estadio, o por el hecho de que para la gente de los municipios es casi imposible venir todos los días.

Seguir la pasión del béisbol por el Canal Trece es una tradición de años, gracias al apoyo que el Gobierno del Estado ofrece a los Leones por el préstamo del Kukulcán y ahora en la presente temporada, Grupo Sipse consiguió un acuerdo histórico con los Leones, de transmitir por TV abierta todos los juegos de local.

El acuerdo se firmó por tres años, y se dio a conocer antes del arranque de la campaña, y la afición, sin dejar de asistir al Estadio, estaba más que contenta por el nivel de transmisiones de Sipse.

El problema surgió, cuando el nuevo presidente de la LMB firmó un acuerdo con Facebook Live, ya comenzada la campaña, en el cual se transmitirían en exclusiva 80 partido de la campaña.

El tema no preocupó, porque al inicio no se transmitió por Facebook Live ningún juego desde el Kukulcán, hasta que llegó el momento, y entonces la LMB exigió que se corten las señales locales en los partidos que ellos habían elegido, sin importarle que los Leones y Sipse Televisión tenían un acuerdo.

Fue una situación tensa, pero hubo un "acuerdo" a través de los Leones con Sipse. Sin embargo, la televisora local, con justa razón, no quiso ceder más, pues tiene infinidad de publicidad vendida y en pleno uso del acuerdo firmado con los Leones, decidió transmitir ayer el sexto juego de la Serie Final del Sur en el Parque Kukulcán Álamo.

Tras amenazas de los Leones de cortar la señal a como de lugar, claro el equipo presionado por la Liga Mexicana de Béisbol, finalmente se decidió que los Leones darían la cara ante las cámaras y aceptarían que ellos cortarían la transmisión, por orden de la Liga, lo cual sucedió.

El tema es, que sin duda fue una falta de respeto para la afición yucateca que se corte la transmisión de forma abrupta en la cuarta entrada, en una muestra de que a los Leones no les interesa la afición que no puede asistir a los partidos, y ni siquiera los que le llenan las gradas, porque curiosamente los revendedores siempre tienen una gran cantidad de boletos, y nada que haga nada por ello.

Pero bueno, regresando al tema de las transmisiones por Facebook Live, es una realidad que el único que tiene las “armas" para detener la impunidad de la LMB y su presidente Javier Salinas, es el Grupo Sipse, ya que debe proceder legalmente en contra de los Leones para que se cumpla con lo estipulado en el acuerdo.

El resto de los medios de comunicación locales, realmente no pueden hacer mucho, y la afición, lo único que puede hacer es hacer visible su enojo hacía quién es el verdadero culpable de que se acabe con una tradición y también con el interés del béisbol en Yucatán, ya todos saben quién.

Para colmo, el Juego de las Estrellas igual será en Yucatán y de nuevo la Liga Mexicana de Béisbol hará de las suyas, sin interesarse en la afición y los medios de comunicación locales, pues seguramente querrán hacerles “lugar" a los medios nacionales que vendrán a disfrutar del estelar encuentro, en el que sólo saldrá ganando la LMB y su presidente, quien seguramente pronto se llevará una rechifla de aquellas, como a él le gustan, o sea históricas,en el Parque Kukulcán Álamo, estoy seguro que mucho peor a la que recibió la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco cuando se atrevió a asistir a la noche en la que el boxeador yucateco Gustavo Espadas hijo perdió su campeonato mundial en el Polifórum Zamná.

*Esta es una opinión personal del reportero. 

Tecate mundial horizontal