Por Martín Arias

El legendario boxeador Floyd “Money” Mayweather Jr. y el monarca de las artes marciales mixtas ConorMcGregorse enfrentarán en la que, para muchos, será la pelea de box más polémica y mediática de la historia.

Ambos peleadores son tan diferentes como parecidos: “Money” hizo historia en los cuadriláteros de boxeo ganándose la categoría de uno de los mejores exponentes de todos los tiempos, aunque también sembró sentimientos encontrados de odio y admiración por su ostentosa vida fuera del ring; mientras que el irlandés McGregor, un campeón que se encuentra en el mejor momento de su carrera en las artes marciales mixtas, se ha ganado al público con su estilo de pelea sobre el octágono, pero ahora también ya tiene detractores por caer en la provocación de Floyd Mayweather para montar todo este show.

De acuerdo con los expertos, el combate será muy disparejo y con amplias ventajas para que Mayweather salga con el brazo en alto, pues McGregor no cuenta con las habilidades suficientes para vencer al estadounidense. Sin embargo, todos sabemos que en la crisis de credibilidad y espectáculo que vive el boxeo, el combate denominado #MayGregor se realizará más por razones económicas que por lo deportivo.

Se estima que el evento de este sábado, McGregor se lleve una bolsa limpia de 75 millones de dólares, mientras que Mayweather obtendrán ganancias de 100 mdd, cantidades que irán a sus cuentas sólo por subir al cuadrilátero. Sin embargo, por cuestiones de patrocinios y publicidad, cada quien por su lado, ambos podría llegar a ganar 100 y 200 millones de dólares, respectivamente.

Sabemos que el morbo vende, y se contempla que “The Money Fight” supere los 4.6 millones de ventas en Pague Por Ver (PPV) que tuvo su pelea contra Manny Pacquiao, que generó ingresos de 400 millones de dólares. Es decir, Mayweather, cual velocista, está enfocado en romper su propia marca de ganancias y de PPV, como lo hizo en su momento contra rivales como Óscar de la Hoya (2.48 millones de casas) y Saúl “Canelo” Álvarez (2.2 millones de casas).

Si se suman a este magno evento conceptos por venta de boletos, marketing y venta de derechos a televisoras, entre otros, el combate aspirará a dejar más de 1,000 millones de dólares.

ConorMcGregor se encuentra ante la mejor oportunidad de hacer dinero en su vida y, muy probablemente sea la mejor oferta que recibirá por pelear, una propuesta imposible de rechaza. Floyd demuestra una vez más que, aun estando retirado, puede ser una máquina generadora de dinero, aunque sea atentando contra la esencia del boxeo.

Lapa Mundial Horizontal