Por Paola Finol

El béisbol es un deporte que, por su complejidad, es sumamente difícil mantener un paso dominante, pero de vez en cuando todo se junta para que podamos deleitarnos con un equipo que emprende un camino victorioso, mostrando sus fortalezas y rompiendo gran variedad de récords en su paso.

Por Paola Finol

A los 35 años con 342 días de edad, un hombre alzó los brazos en señal de victoria, una señal en la que le gritó al mundo: “Sí, aquí estoy ganando mi 8° título de Wimbledon. Sí, lo gané sin perder un solo set”. Pero lo más notable de esa señal de victoria fue la mirada de hombre enamorado de lo que hace, que decía: “Sí, logré lo que yo no pensé que podría volver a lograr”.

Al transcurrir un cuarto de la temporada 2017, las Grandes Ligas no dejan de sorprendernos. Entre equipos que bajaron su calidad, como Reales de Kansas City y Tigres de Detroit, la reconstrucción de fuertes contendientes, como Medias Rojas de Boston e Indios de Cleveland, y con unos muy jóvenes Yanquis de Nueva York se abre la baraja para que varios equipos puedan llegar a la Serie Mundial.

Todo hijo ganador tiene una madre de campeonato. ¡Feliz día a todas ellas!

Por Paola Finol | Twitter: @paolafinol 

Hoy en día es acertado decir que el deporte es una corriente que mueve masas, una corriente que es capaz de cambiar y hasta mejorar el estado de ánimo de un país entero, e incluso, de llegar a opacar situaciones económicas y hasta políticas. Mucho de ello ha tenido que ver en la forma en que el hombre ha vendido el deporte como una experiencia, es decir, el hombre convirtió al deporte en una industria de sueños e ilusiones.

Por Paola Finol | Twitter: paolafinol

Desde hace unos años he tenido cierto gusto por comparar el tenis con las antiguas luchas de los guerreros, pues este deporte está definido por la técnica y la estrategia mental. Al mejor estilo de Aquiles contra Héctor, disfrutamos de un Djokovic vs Federer como un espectáculo que genera adrenalina pura y nos mantiene con los ojos clavados en la pantalla.

Por Paola Finol | Twitter: @paolafinol

Cuando nos preguntaban de marcas de ropa, calzado y demás objetos deportivos lo primero que nos venía a la mente sin lugar a dudas era la empresa americana Nike Inc. o la alemana Adidas, pero esta carrera por la cima de esta industria ya ha tomado otro rumbo. En un mercado mucho más competitivo, otra marca ha sobresalido y éste es el caso de Under Armour, empresa fundada en 1996 en Baltimore, Maryland por Kevin Plank. Pero lo interesante de todo esto es: ¿Cómo esta empresa que siempre estuvo por debajo de la competencia pudo colarse en lugar número 2 de ventas desplazando a la muy popular Adidas?

De Paola Finol | Twitter: @paolafinol

En este 2015 quedan registrados nuevos cambios positivos en el mundo del deporte. Atrás han quedado muchas de las barreras para las mujeres, quienes cada vez adquieren posiciones importantes en este ámbito. Si la inclusión de la mujer como atleta fue difícil, más complicado fue romper la creencia de que las mujeres no tienen los conocimientos necesarios para la formación y educación de los deportistas, mucho menos varoniles, pues ese trabajo “es cosa de hombres”.

Lapa Mundial Horizontal