De Paola Finol | Twitter: @paolafinol

En este 2015 quedan registrados nuevos cambios positivos en el mundo del deporte. Atrás han quedado muchas de las barreras para las mujeres, quienes cada vez adquieren posiciones importantes en este ámbito. Si la inclusión de la mujer como atleta fue difícil, más complicado fue romper la creencia de que las mujeres no tienen los conocimientos necesarios para la formación y educación de los deportistas, mucho menos varoniles, pues ese trabajo “es cosa de hombres”.

Los Cardenales de Arizona dieron el gran paso de incluir en sus filas a Jennifer Welter, la primera coach mujer en la NFL. La originaria de Florida es una ex-jugadora de futbol americano con más de 14 años de trayectoria profesional desempeñándose como apoyadora; logró 4 campeonatos con su equipo Dallas Diamonds de la Women’s Football Alliance y también fue medallista de oro con la selección de Estados Unidos.

Welter, quien ahora se desempeña como entrenadora asistente en la pretemporada de los Cardenales de Arizona, ya contaba con la experiencia de haber trabajado como entrenadora en una liga profesional masculina al ser firmada por el Texas Revolution de la Indoor Football League, equipo que pertenece al receptor abierto miembro del salón de la fama Tim Brown, lo que le dio a Bruce Arians, entrenador principal de los Cardenales, la seguridad de que Welter era la indicada para el trabajo. En palabras de Arians “entrenar no es otra cosa que enseñar”, ¿y quién mejor que una mujer perfectamente preparada, con experiencia de campo como jugadora y técnico, con títulos en psicología deportiva y demás herramientas necesarias para el desarrollo de un jugador? Atrás también han quedado los prejuicios por parte de los jugadores, quienes constantemente preguntan “¿Cómo vas a hacerme mejor?”. Cualquier persona, sea hombre o mujer, que pueda contestar a esa pregunta y lo demuestre con resultados, será escuchado y respetado.

Similar ha sido el caso en la NBA con la llegada de Becky Hammon, ex estrella y 6 veces All Star de la WNBA, quien se une a las filas del coach Gregg Popovich con los San Antonio Spurs, convirtiéndose en la primera entrenadora dirigiendo a la Franquicia Texana en la Summer League, antesala de la temporada regular, obteniendo excelentes resultados. El desempeño de la pionera Hammon abrió las puertas para que los Sacramento Kings hicieran oficial la contratación de Nancy Lieberman como el asistente del entrenador titular, George Karl, para buscar el renacer de un equipo que quedó penúltimo en la división del pacífico, lo que demuestra la confianza en apostar por Lieberman para el difícil proceso.

Estos son apenas los primeros pasos de todos lo que están por lograr las mujeres en el deporte, lo que demuestra que para ellas no hay fronteras. Con trabajo, disciplina, experiencia y sabiduría serán mucho más los éxitos por venir y las historias que se conocerán.

Tecate mundial horizontal