Por Paola Finol | Twitter: @paolafinol

Cuando nos preguntaban de marcas de ropa, calzado y demás objetos deportivos lo primero que nos venía a la mente sin lugar a dudas era la empresa americana Nike Inc. o la alemana Adidas, pero esta carrera por la cima de esta industria ya ha tomado otro rumbo. En un mercado mucho más competitivo, otra marca ha sobresalido y éste es el caso de Under Armour, empresa fundada en 1996 en Baltimore, Maryland por Kevin Plank. Pero lo interesante de todo esto es: ¿Cómo esta empresa que siempre estuvo por debajo de la competencia pudo colarse en lugar número 2 de ventas desplazando a la muy popular Adidas?

Esta compañía se ha llamado a sí misma como la “Underdog” entre la competencia, y han sabido utilizarlo para generar un movimiento extremadamente positivo. Nos deslumbramos con las grandes estrellas, el que está en la cima, el que juego tras juego nos deja boquiabiertos, ¿pero cómo llegaron hasta ahí? Es ese proceso de lucha, trabajo y constancia de alguien que promete pero que deja todo para conseguir sus metas, es esa la persona que la empresa quiere reflejar como ejemplo y como modelo a seguir.

La estocada de Under Armour a Adidas la vemos reflejada en la disminución de las ventas de la compañía alemana, que antes no tenía de que preocuparse. Según el periódico El Economista, para el año 2014, momento en que se dio el gran salto, las ventas de calzado y ropa deportiva de Adidas cayeron en un 23% teniendo un total de facturación 1.100 millones de dólares, mientras que Under Armour consiguió elevar sus ventas hasta un 20% y alcanzando una facturación total de 1.200 millones de dólares.

A Under Armour le gusta ir al contrario de la corriente, lo que le ha funcionado perfectamente. Ella se aleja del ego de las estrellas del show o del “pick” número uno para formar parte del proceso de formación de una estrella futura, como fue el caso de Stephen Curry, MVP de la NBA, una de las principales caras actuales de Under Armour y ejemplo perfecto de cómo el trabajo duro sí da frutos, comprobándolo con el liderazgo de un equipo que no conseguía el campeonato desde 1975.

Igualmente forman parte importante de la marca grandes atletas de otros deportes como Tom Brady, mariscal de campo y 4 veces campeón del Super Bowl con los Patriotas de Nueva Inglaterra; así como Jordan Spieth, el joven de 21 años que revolucionó el mundo del golf en este 2015, convirtiéndose en el segundo golfista más joven en coronarse en Augusta, el cual se convertiría en el contrato de patrocinio más importante y más grande para Under Armour, habiendo realizado un salto de fe con el chico.

La marca tampoco descuidará el lado femenino, pues con caras como Misty Copeland, bailarina profesional, Lindsey Vonn, esquiadora olímpica, y la súper modelo Gisele Bundchen, ha velado por resaltar la fuerza y versatilidad de las mujeres hoy en día, bajo el espectacular lema “I will what I want”, logrando así posicionarse como la marca con mayor inversión de dinero para una campaña impulsada solo por mujeres.

Under Armour está cayendo en el nicho de mercado correcto, entrar en la mente de las personas activas y de todas las edades, haciendo del deporte un estilo de vida y de la empresa la herramienta que te acompañará en cada paso. La diferencia entre las otras marcas deportivas como Nike y Adidas es que el centro de todo no está en el empujón de arranque, “go, let´s go, just do it”, sino en la sostenibilidad del esfuerzo y el seguimiento del trabajo, que estando muy de acuerdo con el CEO Robert Plank, hace la diferencia notable entre un atleta de élite y uno regular.

Con este planteamiento en mente, la marca busca revolucionar el mercado. Para este año ya se encuentra ejecutando varios grandes proyectos como la penetración en el mercado móvil, mediante una nueva asociación con la NBA para la creación de la App “NBA Fit”, así como el patrocinio oficial del programa de la Junior NBA, recordando la importancia de la correcta formación tanto física como mental de las estrellas del futuro. De igual forma, quieren aumentar la participación en los programas deportivos colegiales e universitarios.

Buscando el establecimiento en los distintos segmentos, presencia en las ligas más importantes del mundo, objetivos claros y con mucha visión de marca, Under Armour pasó de ser “la empresa chica de Baltimore” a la segunda casa deportiva más grande del mundo, ¡y cuidado con las sorpresas! Pues la empresa parece estar dispuesta a arriesgar en nuevos espacios para crecer cada vez más.

Under Armour y su presencia en México:

La marca también ha ofrecido su confianza a atletas de nuestro país, como los siguientes.
- Selección Mexicana de Baloncesto.
- Cruz Azul Futbol Club.
- Deportivo Toluca.
- Saúl “Canelo” Álvarez.

Mira aquí uno de los promocionales de Under Armour:

Decathlon Septiembre Horizontal 2