Se acabó la hegemonía de los Leones de Yucatán sobre los Diablos Rojos del México en el Parque Kukulcán Álamo, luego de que ésta noche los infernales vencieron 5-2 a los de casa y aseguraron la serie, algo que no hacían desde 2011.


El juego de nuevo estuvo inclinado para el lado de los capitalinos, que otra vez le cayeron al pitcheo abridor melenudo, encabezado por Andrés Meza, quien lanzó cuatro episodios, aceptó cinco carreras, siete hits, regaló dos bases y ponchó a dos, y su efectividad subió a 7.71, además de que puso sus números en un triunfo y par de derrotas.


Meza, quien no ha demostrado ser el gran lanzador de antaño con los Pericos de Puebla, se metió en problemas en la segunda alta cuando le anotaron dos carreras: una con jonrón solitario de Luis Jiménez y rola al cuadro de Juan Carlos Gamboa que hizo anotar a Yeison Asencio.
En la tercera, los Diablos sumaron una e hicieron dos más en la quinta, para adelantarse 5-1, ya que en la cuarta los Leones le pusieron número a su pizarra con jonrón solitario de Art Charles.


Los sexta trajo una carrera más para los melenudos, gracias a una riñonuda jugada de Sergio Contreras, quien se fue a la goma con wildpitch del ganador Carlos de León, quien lanzó cinco entradas y un tercio.


El cuerpo de relevistas de los Diablos no permitió más daño y se agenció el segundo triunfo ante los de casa, que de ésta forma han perdido cuatro series seguidas.


Mañana será el último de la serie con Carlos Zambrano en la loma de pitcheo.
Antes del partido los melenudos dieron varias noticias: la llegada del jardinero Jonathan Jones, quien es méxico-americano y viene de los Algodoneros de Unión Laguna.


También le dieron de baja al zurdo Tomás Solís, tras sus pésimas actuaciones y se dio a conocer que el cerrador Chad Gaudin tiene influenza de tipo B y estará fuera de circulación cinco días, y el nicaragüense Everth Cabrera tiene síntomas similares, pero aún no se confirma si tiene la misma enfermedad.

Nicxa Horizontal