La artillería cubana conformada por Jorge Tartabull y Osniel Maderas, quienes dispararon sendos jonrones, encabezaron la poderosa ofensiva que guió el explosivo triunfo de los Azulejos de la Dolores Otero con marcador de 10-6 sobre los Zorros de Pacabtún, en la segunda jornada dominical de la Liga Meridana de Invierno de Béisbol.


El campo Gonzalo “Sansón" Novelo fue el escenario del sensacional encuentro que registró cuatro cuadrangulares, repartiéndose ambos equipos a un par.

La bujía de los Azulejos, que recuperaron la cima de la clasificación general, con marca de 3-1 en ganados y perdidos, fue el antillano Tartabull, quien con su cuarto bombazo de la temporada, con las bases congestionadas, y con los dos remolques que sumó en la primera entrada, tuvo una actuación de 6 producciones.

El motuleño Carlos Pech superó un inicio flojo y luego aplacó el ímpetu del equipo visitante en los siguientes episodios, navegando en aguas tranquilas hasta la sexta entrada, para así salir con la diestra en alto.

La labor de Carlos Pech en 6 entradas fue de 3 carreras, 9 jits, una base, un golpeado con ocho ponches.

Los Zorros no capitalizaron los 13 imparables que dispararon, 4 más que sus victimarios, y con tempranero ataque tomaron ventaja de 2-0 en la primera entrada. Ángel Acosta –bateó de 5-4-, Alejandro Rivero (5-3) y Víctor Mercedes, ligaron imparables, el último de ellos, sirvió para producir la carrera de la quiniela y tras uno fuera, rodado de Fernando Cruz, impulsó la segunda anotación.

La respuesta de los Azulejos fue inmediata y con 3 registros, le dieron la voltereta al marcador, en el mismo primer episodio. Doble de Tartabull remolcó a Arturo Puerto y a Nigel Novelo y sencillo de Osniel Maderas se quebró el empate y les dio la ventaja de 3-2 a los Azulejos.

El juego agresivo de los Azulejos le redituó una rayita más en la tercera entrada. Con uno fuera, Maderas, quien tuvo una tarde perfecta con el madero (4-4), disparó su segundo imparable del juego, enseguida consiguió su segunda estafa de la tarde y con Sóstenes Verdugo en la inicial, al recibir base por bolas, el alto mando de la novena emplumada ordenó el doble robo que funcionó, ya que con el rodado al campo corto de Jairo Martínez, el antillano llegó a tierra prometida.

Los Zorros se acercaron 3-4 en la cuarta entrada con jonrón de Alejandro Tamayo, pero los Azulejos sentenciaron el partido con “Grand Slam” de Tartabull, quien se encontró en el camino a Gilberto Pech, Arturo Puerto y Nigel Novelo, quienes aprovecharon el descontrol del abridor y derrotado Gilberto Ulloa, al recibir sendas bases por bolas.

Gilberto Ulloa explotó en 3 entradas con 8 carreras, 6 jits, 6 bases, 1 golpeado con dos ponches, con relevos de Miguel Cárdenas y de Julio Cauich.
Miguel Cárdenas lo relevó en la cuarta entrada luego del bombazo del cubano y en el sexto episodio admitió la novena anotación de los Azulejos que remolcó Osniel Maderas, con doblete, coronando el antillano su formidable actuación con jonrón en la octava entrada.

En la penúltima tanda, los Zorros atacaron al relevista, Fernando Villalobos, quien relevó a Pech en el séptimo rollo y con tres carreras se metieron en la pelea.

Abraham Salomón abrió con jonrón la tanda de bateadores, el emergente Tomás Herrera conectó un cañonazo que se fue al fondo del jardín izquierdo anclando en la intermedia y tras uno fuera, Ángel Acosta conectó su cuarto sencillo y ambos corredores timbraron por imparable de Alex Rivero, quien avanzó una colchoneta adicional en el tiro al plato.

Víctor Mercedes conectó un elevado a la antesala y de forma sorpresiva, Rivero siguió su recorrido a la registradora pensando que había dos fuera, por lo que la doble matanza con la que terminó la entrada, “mató” un rally promisorio de los Zorros.

La labor de Villalobos en 3 entradas fue de 3 carreras, 4 jits, una base, un wildpitch, con 3 retirados por la vía de los strikes.

Los Zorros pusieron sus números en dos triunfos y dos derrotas.

Nicxa Horizontal