No fue la mejor noche inaugural del cubano Yoanner Negrín, pero anoche los Leones de Yucatán demostraron que no necesitan que su estelar abridor esté siempre fino para ganar, ya que su ofensiva explotó cuando más se le necesitaba y en dos ocasiones se vino de atrás para lograr un gran triunfo sobre los Tigres de Quintana Roo, 10-6, en una jornada inaugural en el Parque Kukulcán Álamo, donde la nostalgia, los recuerdos y la espectacularidad se compaginaron para hacer una fiesta inolvidable.


La histórica temporada 2018, en su versión de Primavera, tuvo de todo: desde el sentido homenaje póstumo al cronista Russell Gutiérrez Canto, al ponerle su nombre a la sala de prensa del Kukulcán , hasta la presencia de un grupo de veteranos ex jugadores y el reconocimiento a la trayectoria del zurdo Óscar Rivera, quien fue pieza fundamental en el espectáculo inaugural, con la rememoración del Juego Perfecto de 2005, cuando venció a los Guerreros de Oaxaca en postemporada.

La noche era inolvidable para la afición yucateca, pero los Tigres no estaban dispuestos a sólo aplaudir a los Leones y en la tercera entrada comenzaron a intentar arruinarle la fiesta a los de casa, cuando se adelantaron 1-0 con una “carrera de caballito", luego de que Brian Hernández le sacó el pasaporte a Negrín y Francisco Córdoba anotó la de la quiniela.

La cosa se complicó más en la quinta alta, cuando Brian Hernández volvió a producir, con doblete y Rolando Acosta anotó el 2-0. Fue la producción nueve de la campaña para el bateador quintanarroense.

Sin embargo, la suerte pareció sonreírle a Negrín en a quinta baja, pues el receptor Sebastián Valle, después de fallar dos veces un intento de toque, se despachó con un sonoro cuadrangular por todo el jardín izquierdo, con Alberto Callaspo y Leo Heras en los senderos, y de golpe y porrazo, los locales ya ganaban 3-2 ante Robert García, quien antes de ese rollo apenas había aceptado un par de hits.

El cuadrangular de Valle aportó a la campaña “Quiero Ver con los Leones de Yucatán”, pues gracias a él se operará a un niño con estrabismo, gracias a la Unión del DIF Estatal, La Fundación Mayas de Yucatán AC, la Fundación Oftalmológica “Da Un Poco de Luz" y los Leones. Se hará una operación por cada jonrón selvático en el Parque Kukulcán Álamo.

Siempre en el ataque de la quinta tanda, el dominicano Rubén Sosa siguió la fiesta con elevado de sacrificio y José Juan Aguilar anotó en función de pisa y corre para poner las cosas 4-2.

Todo pintaba de lujo para los melenudos por el gran regreso y apoyo para Negrín, pero la noche del cubano no era fácil y en la sexta alta, primero aceptó hit de CJ Retherford y luego jonrón de Jason Bourgeois empató el partido y marcó la salida del antillano.

El relevo yucateco no estuvo del todo bien y los de bengala anotaron un par de registros más para poner las cosas 6-4.

Los Leones dejaron contra la corriente, de nuevo, y en la séptima acabaron con todo intento de los Tigres de arrojaría la fiesta, al fabricar seis grandes carreras. Ahí, Sosa impulso una con doble, Walter Ibarra un par con sencillo, Jesús “Cacao" Valdez otra con inatrapable, y Alberto Callaspo e Iván Araujo empujaron las dos restantes.

Con la importante ventaja, el mánager Roberto Vizcarra no perdonó con los relevistas Jesús Barraza (ganador), Andrés Ávila y José Manuel López. Perdió el relevista Luis Iván Rodríguez.

Callaspo bateó tres inatrapables, de los 13 que conectó su equipo, y el “Cacao" Valdez y Diego Madero pegaron a un par cada uno.
Fue la cuarta victoria para los yucatecos, que siguen invictos y de líderes de la Zona Sur.

Partners horizontal