Este viernes los Venados FC Yucatán regresan a la actividad en el torneo Apertura del Ascenso MX, tras la Fecha FIFA y lo hacen con muchas interrogantes, pero también con la expectativa de dejar atrás la mala primera vuelta y resurgir en la parte final del campeonato.


Por eso, tras que el técnico argentino Bruno Marioni parecía dar un paso al costado, luego de que perdieron ante el Puebla en la Copa MX, al final la directiva cierva lo ha mantenido, pero es indudable que el viernes próximo ante los Cimarrones de Sonora, en el Estadio Olímpico Carlos Iturralde Rivero, se juega su futuro, por lo que la prioridad es ganar y no alargar a diez su racha de partidos sin ganar.

“Hablamos varias horas con Bruno y quedamos en que hay que mejorar en la segunda vuelta", dijo Rodolfo Rosas Cantillo, presidente del club ciervo, para nuestro medio, quien negó que el argentino haya renunciado y que tenga un plazo para mejorar, aunque sí debe hacerlo.

Para eso, el equipo yucateco ya tiene entre sus filas al goleador local Freddy Martín Mex, quien será registrado en breve, para así ser tomado en cuenta ante los sonorenses.

Lo de Martín, quien entrena desde el jueves pasado, le viene bien al equipo astado ya que ha sufrido con los goles, pues lleva cinco en seis juegos en el Apertura y lo más preocupante es que han sido pocas las opciones.

Los Cimarrones no son un equipo fácil, ya que ocupa el cuarto puesto de la tabla con 14 unidades, de los cuales cuatro han sido como visitantes, pues suma un triunfo y un empate en tres encuentros.

Los Venados están obligados al triunfo, ya que eso les permitirá respirar más tranquilos, ya que cortarían su racha de nueve partidos sin ganar, tanto en la Liga como en la Copa MX.

Además pondrían tierra de por medio en el tema del porcentaje de descenso, ya que ocupan el puesto 14 de 15, con un cociente de 1.1714 contra el 1.1690 de los Cafetaleros de Tapachula.

El encuentro de la octava jornada está programado a las 21 horas en el Estadio Olímpico.

Nicxa Horizontal