Paúl Uscanga dio un cerrojazo final al partido de ida de los cuartos de final del Ascenso MX, con el golazos que dejó el marcador de 2-0 sobre el Zacatepec, un resultado que los hace soñar en seguir adelante en la liguilla, después de dos años de estar fuera de la fiesta grande del fútbol.


Parecía que el encuentro terminaría 1-0, con el gol de Gabriel Baez al minuto 16, pero cuando el partido se acababa, apareció el golazos de Uscanga, quien recibió el balón en las afueras del área, tras un pase de Franco Farías, y bombeó el esférico para redondear el marcador y hacer sonar en llegar más lejos.
Ahora los ciervos viajarán a Zacatepec, donde el domingo a las 17 horas visitarán al equipo cañero, con el objetivo de mantener el marcador o en su caso aumentarlo para asegurar el pase.
Hoy, el parador de Sergio Orduña sorprendió al argentino Ricardo Valiño, ya que salió más ofensivo que lo normal (claro ya no hay la presión del descenso), y eso hizo que los visitantes se vean torpes y lentos en sus salidas ante la presión yucateca.
La realidad es que fueron buenos los primeros 45 minutos de los Venados, aunque pudieron hacer más daño, ya que tuvieron al Zacatepec metido atrás, con muchos problemas para tener la pelota y salir con alegría al ataque.
Pareció que Valiño fue sorprendido por el parado de los astados de Sergio Orduña, ya que quiso atacar y constantemente lo agarraron al contragolpe, lo que provocó que sus salidas sean muy desorganizadas.
Muy diferente al sistema de los ciervos que constantemente buscaba las bandas, o los pases largos al área, y fue precisamente lo que dio paso al gol, ya que Aldo Polo recuperó un balón en las afueras del área y la bombeó para Franco Farías, pero la defensa rechazó el balón y le quedó al argentino Gabriel Baez, quien puso el 1-0.
Daba la sensación de que los astados harían más goles, pero como pudieron, los del Zacatepec cerraron filas y no permitieron más daño a unos astados que siempre buscaron atacar, consientes de que necesitan más goles para aspirar a estar en la siguiente ronda, ya que aún le falta visitar el domingo la “Selva Cañera".
El portero astado Armando Navarrete tuvo una buena intervención, al desviar un tiro picado, el cual le rebotó en el cuerpo y se estrelló en el poste izquierdo, para sacar a su equipo.
Para la segunda parte, los astados comenzaron con problemas de tirones ante la presión que ejercieron en el primer lapso, y el Zacatepec empezó a crecer, pero con más ganas que orden.
Los astados seguían en lo suyo, aunque sin ya la sorpresa del primer tiempo, pero sí con el apoyo de los 10,282 seguidores en el Estadio Olímpico Carlos Iturralde Rivero.
Los cañeros pudieron empatar, pero el portero Navarrete y el travesaño se los impidió.
El 1-0 no parecía molestar mucho a los del Zacatepec, pero apareció Uscanga y le dio un tanque de oxígeno para los cuervos, pues no es lo mismo ir con una mínima diferencia que ir con un 2-0 que podría resultar engañoso, pero también una enorme motivación.

Bepensa Horizontal