Vaya que se extrañaba el futbol. Llegó por fin el tan ansiado día donde el balón rodó por diversos estadios de Alemania. La Bundesliga tuvo a los ojos del mundo concentrados y los equipos que disputaron la fecha 25, no decepcionaron. 

El atractivo de la jornada fue la goleada del Dortmund sobre el Schalke 4-0. Sin sabor y sin alma en la granda, pero con pasión en la cancha. Otra vez Haaland (10 goles en 9 juegos). Raphael Guerreiro hace doblete por primera vez. Hazard completó la goleada. La mala, se lesionó Gio Reyna, durante el calentamiento.

 
El Hertha goleó 0-3  al Hoffenheim y a Dedryck Boyata, se le olvido el protocolo de salud y besó a su compañero Marko Grujic al celebrar el gol que marcó. De cualquier modo,  Ibisevic y Cunha completaron el marcador. 
 
El Wolfsburgo venció 1-2 al Augsburgo. Los goles de Steffen y Ginczek de último minuto. Dusseldorf y Paderborn empataron sin goles. 
 
Otro partido esperado fue el de Leipzig ante el Freiburgo que no pasó del empate a un gol aunque casi con sorpresa pues el visitante se adelantó con gol de Guide al 35' y no fue hasta casi 10 minutos del final donde Poulsen lo empató de milagro. 
 
Bepensa Horizontal