Hoy, la lista la integran deportistas con un renombre, que en su momento hicieron mucho por el deporte yucateco y que merecen estar ahí.  Por eso se destaca la presencia del árbitro Freddy Sansores Carrillo, el único árbitro yucateco en permanecer durante muchos años en el fútbol de Primera División como asistente.

Freddy era el más reconocido de los cinco personajes que integraban la lista del rubro de árbitros y oficiales. Recibió 144 votos.

En el rubro de empresarios y promotores se eligió a Jorge Robleda Moguel, conocido como el “Padre de la Copa Mundial Yucatán de Tenis", y ahora presidente de la Federación Mexicana de Golf.

El destacado empresario y promotor del tenis y el golf se lo merecía, sin duda, aunque seguro le dio una gran pelea el ya fallecido Alejandro Prevé Castro, considerado el “Padre del Torneo Internacional de Ajedrez Carlos Torre Repetto", quien merece estar en el recinto de los inmortales y por lo menos hoy no quedó. Acumuló 163 votos. En el espacio para los cronistas, fue elegido Russell Gutiérrez Canto.

El cubano Leonel “Coronel" Aldama quedó como triunfador en el rubro de entrenadores. El antillano radicado en el Estado fue un hombre que dejó huella con los Leones y con sus aficionados, pese a que nunca jugó para ellos, aunque sí lo hizo como mánager en 1971 y como eterno coach de banca.
Junto con Aldama ingresará el también cubano Carlos Paz González, a quien los votantes y directiva decidieron que ingrese en la reunión de ayer, ya que le faltaron seis votos para ingresar de manera directa y ya era su última oportunidad. El mánager campeón de los Leones lo merece, aunque sí el comité debe acatar sus propios reglamentos y no hacer votaciones democráticas, cuando los tiempos oficiales ya pasaron, quizá se debió hacer una reunión posterior para proponer está situación.

De la época moderna ingresaron dos elementos muy queridos entre los yucatecos: el tizimileño Edwin “Pajarito" Sánchez, quien marcó una época dentro del baloncesto yucateco por su forma de enfrentar los tableros, pese a su baja estatura. Con grandes merecimientos.

El dominicano José Vargas, gran cerrador de los Leones campeones de 2006, sin duda tiene méritos para entrar, aunque sí se podría hacer la acotación de que había otros deportistas yucatecos que merecían estar antes que él, tales son los casos del futbolista Miguel Salcedo, el lanzador de bala Daniel Ríos y el tenista Luis García Santinelli, aunque nadie le quita los méritos al destacado lanzador.

En el rubro de primera época ingresó Dommy Betancourt Aranda, quien fue representante de la gimnasia en los Juegos Olímpicos de los Ángeles.
En general fue una votación seria, en la que se respetó la trayectoria de los deportistas y aunque hay algunos que lo merecían más que otros, es un hecho que la clase 2018 tiene los méritos para ingresar.

Bepensa Horizontal