La judoka yucateca Yulissa Peraza Muñoz, nunca lo soñó, pero está a sólo unos días de cumplir un gran anhelo, representar a México y Yucatán en la Universidad Mundial 2019 que se realizará en Napoli, Italia del 3 al 14 de julio.

Estudiante de la carrera de fisioterapia y rehabilitación en la Universidad Marista, la estudiante del sexto semestre, señaló que este es un logro compartido con su entrenador, Reyner Alonso Rodríguez, sus maestros de la Universidad y sus padres, Alejandro Peraza y Aracelly Muñoz.

Peraza Muñoz se impuso a María Velázquez del Instituto Tecnológico de Sonora (Itson), para adjudicarse la medalla de oro y el boleto a la Universíada Mundial.

“Este es un logro más en mi vida, logré un escalón más y alcancé un gran objetivo, no tengo palabras para describir lo feliz que me siento”, señaló.

Agregó que el sacrificio de no acudir a fiestas, y pensar sólo en los entrenamientos, tiene su recompensa.

 De acuerdo con la entrevistada, ésta será su segunda intervención internacional, ya que el año pasado participó en el Panamericano Universitario que se realizó en Sao Paulo, Brasil, donde obtuvo el tercer lugar de su categoría y segundo por equipo.

Destacó que la Universíada, es un reto más grande y fue en este su tercer año de participación en que alcanzó el boleto a la justa Universitaria.

“Soy bicampeona de Universíada en menos de 70 kilos, gané en 2018 y este año y en 2017, quedé en tercer lugar”, dijo.

Yulissa, quien se destaca por ser aguerrida sobre el tatami señaló que practicar el judo le ha ayudado en su carrera y le ha abierto varias puertas y desea continuar ya que en el 2020 estudiará su maestría, con el fin de seguir compitiendo.

Siendo la única mujer en casa, la judoka es orgullo de sus padres y hermanos y tiene confianza en que éste será su Mundial y va con todo para subir al pódio.

“El hecho de ser mujer me motiva más y me alienta a subir al pódio”, finalizó

Decathlon Septiembre Horizontal 2