La Comisión de Boxeo de Mérida (CBM) aprobó en pleno la magna velada de este sábado 7 de octubre en el domo del Frente Único de Trabajadores del Volante (F.U.T.V.), donde el campeón latino de peso semicompleto de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Manuel "Venado" Ceballos y el aspirante a la corona mediana de la Federación Centroamericana y del Caribe de Boxeo (Fecarbox), Elías Espadas, encabezarán un programa internacional con la participación de boxeadores de latitudes diversas, promovido por la empresa A&T.

La pelea que todos esperaban por fin llegó. Para muchos, Saúl “Canelo” Álvarez (49 victorias, 34 K.O., 1 derrota y 1 empate) tendrá por fin una oposición real sobre el cuadrilátero que lo lleve a probar que es uno de los mejores boxeadores mexicanos de todos los tiempos. Para otros, el púgil tapatío refrendará su condición como máxima figura del boxeo en la actualidad. Lo cierto es que Gennady Golovkin (37 victorias (33 K.O.), “GGG”, es el rival que el Canelo estaba esperando y el kazajo también aprovechará esta oportunidad para buscar su lugar en la historia.

El combate que se realizará en la Arena T-Mobile de Las Vegas está pactado en las 160 libras, peso que ambos peleadores cumplieron a cabalidad en la báscula, aunque ese equilibrio no se ve reflejado en las ganancias que se llevará cada púgil, ya que el “Canelo” percibirá cerca de 20 millones de dólares y Golovkin 15, aunque ambos podrían llegar a ganar 50 y 33, respectivamente.

Canelo, por la consagración

El de Guadalajara, Jalisco subirá al ring para el que debe ser el combate de su vida, y de ganarlo, automáticamente le daría la categoría de máximo rey de los pesos medios.

Para este compromiso, el “Canelo” deberá utilizar en su máxima expresión las armas que lo han llevado a ser la máxima estrella de los cuadriláteros actualmente: su golpeo efectivo, movimiento de cintura, fortaleza física para aguantar los embates e intercambios de golpes, y sobre todo, el poder en las manos.

Sin embargo, deberá pulir su defensa para evitar ser “tocado” por Golovkin, quien tiene un estilo parecido de pelea, muy ofensivo, y que todo el tiempo tratará de castigar a Álvarez para mermar su físico. “Canelo” tiene amplias posibilidades si su boxeo frontal luce bien esa noche.

A pesar de tener todas las armas necesarias para esta contienda, “Canelo” por primera vez, desde que se enfrentó contra Floyd Mayweather Jr., podría verse abajo en las tarjetas por algunos lapsos del pleito por la capacidad golpeadora de Golovkin. En caso de que esto suceda, el mexicano le lleva ventaja al kazajo porque tiene mejor esquina, liderada por “Chepo” y Eddy Reynoso, quienes pueden hacer los ajustes necesarios en caso de caer en desventaja, ya que las vastas virtudes del peleador azteca se los permite.

Muy probablemente, Álvarez saldrá a apostar por su contragolpe y a esperar que Golovkin tire sus mejores combinaciones para hacerlo caer en la ansiedad de ver que sus embates no hacen daño en la persona del mexicano. “Canelo” deberá aprovechar su fortaleza en la lucha cuerpo a cuerpo para tirar sus mejores golpes y combinaciones al cuerpo de “GGG”, ya que éste ha demostrado que tiene mandíbula de acero y que es muy duro de dañar en la región cefálica.

Uno de los motivos para pensar que el “Canelo” puede hacer mucho daño con los golpes a las zonas blandas es porque tiene poder en ambas manos, no sólo en su perfil natural (derecho), como demostró en su pelea contra Liam Smith. Esa noche, el boxeador mexicano sufrió una fractura en la mano derecha, pero terminó por conectar un demoledor gancho de izquierda que sirvió para vencer al inglés por la vía del nocáut. Esa misma arma puede ser la diferencia este 16 de septiembre.

Golovkin, por la pelea de su vida

El kazajo hasta hoy ha parecido indestructible. Su boxeo poderoso e imponente ha tratado a sus últimos rivales como fichas de dominó, mostrando una habilidad impresionante para interpretar el estilo mexicano, inculcado por su entrenador Abel Sánchez.

La naturaleza de Golovkin está en sus golpes potentes a distancia, utilizando combinaciones llenas de fuerza desde los primeros asaltos. Se ha ganado su lugar en el gusto del público por buscar el choque en todo momento, se defiende con la guardia arriba y soporta castigo, pero no retrocede.

Ante “Canelo”, Golovkin tendrá la oportunidad de medir fuerzas contra un rival que exhibe cualidades similares a las propias. Si el kazajo descuida su defensa en algún momento, puede recibir algún golpe que le podría costar la pelea, pero si se muestra seguro y luce más dominante que el mexicano, se llevará el pleito.

Será interesante ver cómo se desempeñan el kazajo y su esquina, ya que la dupla Gennady Golovkin-Abel Sánchez nunca había estado en un combate de estas dimensiones y con semejante presión. Sánchez, quien es principal responsable de potenciar las capacidades del kazajo y enseñarle el “estilo mexicano” de boxeo, tendrá la gran tarea de diseñar una estrategia para derribar o mermar a un peleador que es muy difícil de lastimar.

La apuesta principal de Golovkin será su golpeo, por lo que, al igual que “Canelo”, buscará disminuir físicamente al mexicano de la cintura para arriba a fin de ganarle en la decisión o, incluso, tirarlo, algo que no se ha visto. Sin embargo, si el kazajo tira y tira, pero no encuentra, será importantísimo que no pierda la calma y caer en la ansiedad, por lo que debe continuar “machacando” y no perder la concentración, ya que Álvarez buscará el instante en que “GGG” abra la guardia y se descuide para ponerlo en malas condiciones.

Todo está listo para la pelea más esperada por todos los mexicanos en la Noche Patria, por lo que, independientemente del resultado, el principal ganador debe ser el público apasionado del boxeo.

Por Martín Arias

El “Dinamita”, uno de los mejores boxeadores mexicanos de todos los tiempos, dice adiós a los cuadriláteros de manera profesional. Juan Manuel Márquez peleó magnas guerras arriba del ring contra rivales de primer nivel, a quienes derrotó de forma espectacular para dejar un legado heroico al mundo del pugilismo.

Probó el básquetbol, pero su estatura no le ayudó. También sus papás la llevaron a practicar el fútbol, el atletismo y el karate, pero no era lo suyo, incluso en el arte marcial le daban miedo los golpes.

“Yo sí soy un profesional”, dijo orgulloso a los medios de comunicación el boxeador Miguel “Alacrán” Berchelt cuando el puertorriqueño Román “Rocky” Martínez se negó a pelear contra él por el Campeonato Mundial Interino de Peso Súperpluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), con el argumento de una lesión en la mano izquierda a pocos días del combate. Verdad, mentira, o miedo tal vez, pero el boricua rehuyó del compromiso contra el mexicano, quien es rival al que hay que respetar en serio.

Un 2 de octubre de 1976, hace 40 años, Gustavo Espadas Cruz, o simplemente conocido como “Guty” Espadas, escribió uno de los capítulos más emocionantes en la historia del deporte yucateco. En una pelea frenética y con un final para el recuerdo, el pugilista peninsular venció al panameño Alfonso López para quedarse con el campeonato mundial peso mosca en pleito realizado en Los Ángeles, California, en Estados Unidos.

Conoce la historia del joven luchador yucateco Ángel Eléctrico.

La elección primaria del Premio al Mérito Deportivo Yucateco 2017 dejó libre el camino al clavadista Rómmel Pacheco Marrufo para obtener la 11a distinción de su historia, luego de que dejó en el camino a su gran rival: la ondina Karem Achach Ramírez.

Tras competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016, el clavadista yucateco Rommel Pacheco volvió a México con la frente en alto y con la tranquilidad de haber dado todo de sí mismo en la justa deportiva más importante del mundo.

Por Martín Arias | Twitter: @martinariasm

Animado por volver a unos Juegos Olímpicos después de asistir a los de Atenas 2004 y Beijing 2008, Rommel Pacheco está más fortalecido en lo físico y en lo mental. La estrella yucateca de los clavados, que triunfó en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 al colgarse dos preseas de oro y que competirá en Río 2016 en las pruebas de trampolín de 3 metros, individual y sincronizados, tiene la mirada puesta en el podio y no quiere volver a México sin una medalla olímpica, la única que le falta.

Decathlon Septiembre Horizontal 2