El recuerdo del último campeonato del Cruz Azul (Invierno ’97) ya sólo permanece en la memoria de la afición cementera y en videos en YouTube –sacados de un VHS−. Aquella tarde erigió a Carlos Hermosillo como una de las máximas leyendas de “La Máquina” al convertir el penal de “gol de oro” para lograr la octava estrella en el escudo del conjunto azul.

Pero casi 20 años después, Cruz Azul atraviesa una aguda sequía de campeonatos, cuyo fin parece estar todavía muy lejano. En su visita a Mérida, el mismo Hermosillo, autoridad moral en el futbol mexicano y del equipo de La Noria, opina sobre el actual panorama que vive el club.

TDJ: Carlos, pasan los años y los cruzazulinos siguen recordándole con mucho cariño, ¿cómo toma usted esto?

Carlos Hermosillo: Es muy agradable convivir con la afición. Yo siempre le digo a los jóvenes que cuesta mucho trabajo ser futbolista profesional y conseguir el reconocimiento de la gente, que hoy en día cuando un joven lo logra se olvida de la afición y eso es un error muy grave. La afición es lo que te mantiene con ganas de seguir trabajando cuando termina tu carrera y la imagen que uno deja como futbolista es la misma que uno deja ante la sociedad, es fundamental que entiendan eso.

TDJ: ¿Cómo califica la actualidad de Cruz Azul?

CH: No es nada buena, lleva cuatro torneos sin calificar a la liguilla. Actualmente me parece que Cruz Azul juega bien, pero sigue batallando con el gol y eso no es culpa de Paco Jémez. Ojalá que los delanteros del equipo empiecen a funcionar porque son buenos. El actual torneo ha sido tan malo que si ganas uno o dos partidos te puedes meter a la liguilla, pero hoy Cruz Azul se encuentra en los últimos puestos de la tabla general y eso no es nada agradable. Eso es consecuencia de las malas decisiones que se han tomado.

Foto: Récord

TDJ: ¿Qué opina de la constante rotación de la plantilla cementera?

CH: Cruz Azul le debe eso a Carlos Hurtado (promotor de futbolistas). El señor Guillermo Álvarez (presidente del club) dice que Hurtado es una leyenda urbana, pero eso lo desmintieron hace poco, porque este promotor sigue en contacto con los directivos del equipo. Yo estoy de acuerdo en que haya promotores, porque es un trabajo, pero cuando ellos rebasan los límites en una contratación de jugador y se ponen a traer jugadores sólo por ganar dinero o por duplicar o triplicar el valor real de un futbolista, está muy mal.

Pero la culpa no es del indio, sino del que lo hace compadre, y me parece que uno de los grandes problemas que ha tenido Cruz Azul es la cantidad de jugadores que han pasado por el club sin que den el ancho. Un ejemplo claro es Víctor Vázquez, al que trajeron sólo porque jugó con Messi, lo vendieron casi como un “crack” y sólo vino a quejarse del pasto del Estadio Azul, de la Ciudad de México y de todo. Es vergonzoso.

TDJ: ¿Qué se tiene que hacer para fichar a un futbolista en Cruz Azul o en cualquier club?

CH: Desde mi punto de vista, para contratar un jugador hay que hacer un análisis primero de lo que quiere la institución. Cuando entrevisté a Francisco Palencia, él me dejó gratamente sorprendido porque me dijo que el jugador no se tiene que adaptar al director técnico, sino a la institución y a lo que quiere jugar ésta. Por eso que es los clubes deben definir antes un perfil de jugador, para que sepan qué es lo que quieren y luego hacer un análisis profundo si es o no conveniente contratar a algún futbolista. Cruz Azul parece que es un gran negocio: llevar, prestar o vender jugadores. Me parece que ahí está una de las grandes fallas del club.

cruz azul1

TDJ: Y por lo tanto los castigados son los aficionados...

CH: Yo aplaudo y felicito a la afición de Cruz Azul porque siempre han estado ahí para el equipo en las buenas y en las malas, quizás ahora más malas que buenas. Aunque las glorias han sido pocas, yo sólo puedo darle gracias a la afición, porque siguen yendo el estadio a pesar de que el equipo anda mal. No deben perder la ilusión de ver al equipo bien.

Por Martín Arias | Twitter: @martinariasm

Todos los domingos llega dos horas antes de que se cante el playball, y lo hace manejando desde Campeche. Casi siempre, también es el primero en saltar al terreno de juego para prepararse, sin importar que sea el coach de pitcheo de los Castores de Mérida.

Ser yucateco es un verdadero orgullo, pero defender la camiseta de todos los yucatecos lo es aún más. Los Venados FC se están renovando con el talento de jóvenes del Estado que tienen ganas de trascender y de lograr el ascenso a Primera División con el equipo de sus amores.

Bepensa Horizontal